CONSEJOS Y ANCIANOS: ¿DEFENDIENDO LA TRADICIÓN O PRIVANDO A LA POBLACIÓN DE SUS DERECHOS?

Autores/as

  • Kathleen Reedy

Resumen

La expansión actual de las shuras financiadas por ASOP (Programa Afgano de Acción Social) constituye la única conexión que el pueblo tiene con Gobiernos de Distrito y Provinciales que ocupan personas por designación política, ya que apenas hay, cuando los hay, Consejos de Distrito cuyos miembros hayan sido elegidos. Sin embargo, aunque proceden de un grupo inicial de candidatos seleccionados a propuesta de la Comunidad, son en última instancia nombrados por el Gobierno y no elegidos, tanto como difícil es cambiarlos una vez ocupan su puesto. También hay numerosas acusaciones de corruptela contra ancianos, de los que dicen que trabajan para o con la insurgencia, y que ejercen favoritismos con los fondos para el desarrollo. En algunos distritos, hay más pueblos que miembros de la shura, por lo que puede que varios pueblos tengan que depender de un solo hombre para representarlos a todos; en estos casos,incluso si uno no es propenso a favoritismos, no puede estar presente en todos los lugares a la vez para poder conocer íntimamente sus necesidades. Este sistema hace que muchos afganos se sientan privados de sus derechos por carecer de representación adecuada en las administraciones locales. Las generaciones más jóvenes se ven particularmente afectadas, porque incluso en situaciones donde los miembros de la shura no son corruptos, existe una significativa brecha generacional que deja a los hombres más jóvenes la sensación que los mayores ni entienden adecuadamente sus necesidades, ni los representan. La porción de la población que se siente más abandonada y está más resentida por ello es la de hombres en edad militar, que son también los más proclives a integrarse en las redes de la insurgencia. Los intentos de las fuerzas de la coalición de presentarse como fuerzas culturalmente sensibles a la hora de apoyar y ayudar a financiar estas shuras sólo exacerban las tensiones entre los propios afganos y generan animadversión hacia las fuerzas extranjeras. Aunque bien intencionado, el hecho de continuar ampliando el sistema de shuras no constituye sino un pobre sustituto de la celebración de comicios para contar con Consejos de Distrito elegidos, por lo que debe hacerse todolo posible para alentar al Gobierno afgano a que avance en esa dirección.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Publicado

2018-11-14

Cómo citar

Reedy, K. (2018). CONSEJOS Y ANCIANOS: ¿DEFENDIENDO LA TRADICIÓN O PRIVANDO A LA POBLACIÓN DE SUS DERECHOS?. Revista Del Instituto Español De Estudios Estratégicos, (00). Recuperado a partir de https://revista.ieee.es/article/view/404

Número

Sección

Artículos